Acusan a enfermera de robar medicamentos en tres centros médicos de la Florida

Las autoridades de salud le suspendieron la licencia a una enfermera registrada de St. Petersburg, después que, según dijo el Departamento de Salud de la Florida, la mujer fue despedida de tres instalaciones de cuidado de la salud este año por robar Percocet, Ultram y otros medicamentos para el dolor.

Comprueba tu suerte

De acuerdo con la Orden de Restricción de Emergencia (ERO), Sarah O’Halloran “admitió tener una adicción ante el Dr. Lawrence Wilson, y haberse apoderado de sustancias controladas del Centro Golfview, y del Centro Boca Ciega.

“O’Halloran después le confesó al Dr. Wilson que es adicta a los opioides desde hace 10 ó 15 años, y que ha estado satisfaciendo esa adicción robando sustancias controladas de varios centros donde ha trabajado”.

O’Halloran tuvo una licencia como técnica de farmacia licenciada desde el 31 de diciembre de 2009 hasta el 31 de diciembre de 2010, y una licencia de enfermera licenciada desde el 5 de febrero de 2010.

Tras diagnosticar que O’Halloran padecía un desorden severo de consumo de opioides, uso moderado de cannabis y desorden depresivo, el médico recomendó que debía luchar contra la adicción a los opioides a través de un programa de rehabilitación de pacientes. De igual modo, el Dr. Wilson recomendó que O’Halloran debía aceptar la supervisión del Proyecto de Intervención para Enfermeras, la junta que sigue de cerca los casos de enfermeras que consumen sustancias controladas y tienen problemas de salud mental.

La Orden de Restricción de Emergencia señala que hasta el 5 de septiembre, O’Halloran no había seguido nada de lo que se le recomendó, y que se le prohibió practicar la enfermería hasta que un evaluador del Proyecto de Intervención determine que ya no representa un peligro para el público.

En octubre de 2018, O’Halloran trabajaba en Golfview, un asilo de St. Petersburg. Según la Orden de Restricción de Emergencia, otros empleados del centro encontraron 28 tabletas de hidrocodona que habían sido ordenadas accidentalmente para un paciente, identificado solo como H.K., a quien no se le había recetado el fármaco. O’Halloran escribió en documentos de archivo que le dio a hidrocodona a H.K, pero posteriormente se pudo comprobar que había arrojado negativo a este medicamento.

De las 28 tabletas que no tenían que haberse ordenado, quedaban únicamente cinco. Se examinó a O’Halloran y dio positivo para opiodes, como oxicodona y cannabis.

Los directivos del Centro Golfview despidieron a O’Halloran.

En junio del presente año, O’Halloran trabajaba al mismo tiempo en otros asilos, el Centro de Salud y Rehabilitación Largo, y el Centro Boca Ciega.

El 14 de junio, una enfermera en Largo vio sus iniciales en un libro de entradas, donde se indicaba que ella le había dado Percocet a un paciente. La enfermera sabía que no le había dado Percocet a dicho paciente, pero sabía a quién debía preguntarle sobre el particular. Confrontó a O’Halloran y ella admitió haber robado el Percocet.

Largo despidió a O’Halloran el 19 de junio, se señala en la Orden de Restricción de Emergencia. Todavía, sin embargo, trabajaba en la instalación de Boca Ciega.

“El 1ro. de julio de 2019, Boca Ciega recibió una queja anónima donde se acusaba a O’Halloran de apoderarse de sustancias controladas de dicho centro”, dijo la orden.

Tras una investigación se pudo saber que O’Halloran había robado Ultram, oxicodona o hidrocodona del estante de narcóticos 10 veces y no documentó haberlos desechado ni suministrarlos a un paciente.

Boca Ciega despidió a O’Halloran el 10 de julio después que se negó a participar en la investigación de los medicamentos desaparecidos.

Comprueba tu suerte

fuente:elnuevoherald

Comprueba tu suerte

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*