¿Que es el cólico de lactante?

s muy habitual tener en consulta a padres preocupados por los cólicos de lactante pero ¿qué son exactamente estos episodios de llanto de nuestros hijos? Como matrona me gustaría intentar describir las principales causas, cuál es la evolución normal de los cólicos y qué podemos hacer. Ante todo debemos saber que se tratan de episodios de llanto intenso y vigoroso que, según la definición más extendida deberían durar unas tres horas al día, durante al menos tres días a la semana y con una duración en el tiempo de tres semanas; siempre que se trate de un bebé sano y bien alimentado.

Comprueba tu suerte

Y aunque desconcierta y agobia mucho a los padres ver cómo sus pequeños se encogen de dolor, se ponen tensos y lloran de una manera desconsolada, son episodios benignos que irán desapareciendo en torno a los 4-6 meses de vida. Y tendremos a bebés completamente asintomáticos y sonrientes en los periodos entre las crisis.

Causas

Las cosas del cólico de lactante son multifactoriales y en realmente desconocidas. De hecho muchas veces se trata de un diagnóstico de descarte, una vez que hemos acudido al pediatra y nos dice que no tiene nada grave.

Factores orgánicos: inmadurez del sistema digestivo, intolerancia a lactosa etc.

Factores comportamentales: temperamento del bebé, conducta en casa (padres primerizos), uso de pezoneras, tipo de lactancia, déficit en el agarre etc.

Factores anatómicos: presencia frenillo lingual, alteración en el paladar, bajo peso, pezón invertido etc.

¿Qué podemos hacer?

Como decíamos anteriormente, debemos descartar causas que puedan producir el llanto, ya que los bebés se comunican principalmente mediante éste: hambre, frío, sueño, calor, pañal sucio… Si, a pesar de todo continúa con el llanto; deberíamos acudir al pediatra para descartar alguna patología, como puede ser dolor de oídos, gastroenteritis, dolor en las encías, etc.

Siempre decimos que es fundamental atender el llanto del bebé, dejarlo llorar no sólo no va a hacer que el cólico ceda, sino que podemos llegar a causar complicaciones a nivel psicólogico y físico de nuestro hijo. A veces no seremos capaces de consolarle, pero simplemente acompañando en el proceso, cogiendo a nuestro pequeño en brazos, ofreciendo el pecho en el caso de que esté con lactancia materna, seremos capaces de contenerle. Si desde el punto de vista médico hemos descartado cualquier enfermedad de nuestro bebé , pero tenemos sospecha de que pueda padecer del cólico de lactante estaría acudir a un centro especializado con un equipo multidisciplinar.

¿En qué consiste una consulta de cólico de lactante?

Nosotras en Maternatal lo abordamos de manera multidisciplinar y en la consulta suelen colaborar matrona, enfermera pediátrica, fisioterapeuta y a veces en los casos necesarios la psicóloga.

Lo primero que haremos será una historia del parto, embarazo, primeros días de vida y antecedentes familiares. Después pasaremos a realizar una exploración física del bebé: abdomen, diafragma, cavidad oral, signos de dermatitis atópica etc. En la misma consulta observamos una toma del bebé ya sea pecho o biberón para poder descartar problemas de agarre, ya que en muchas ocasiones estos suelen ser un motivo para que trague aire. Realizamos el tratamiento con fisioterapia u osteopatía, y daremos pautas a los padres.

Pautas a los padres

Si damos pecho: evitar la confusión de pezón con el uso de pezoneras, tetinas o chupetes. Deberíamos ofrecer un pecho hasta que el bebé se separe y entonces cambiaremos al otro después de haber expulsado el gas. Tenemos que asegurarnos que la técnica de agarre sea la correcta y que no haya frenillo lingual y tenga una correcta movilidad de la lengua.

Comprueba tu suerte

Si damos biberón: descartaremos anomalías en la boca del bebé y valoraremos que la técnica sea correcta. El uso de biberones anti cólicos podría estar indicado, ya que regulan el flujo de la salida de la leche, y optar por leches bajas en lactosa o anti-reflujo.

Posición vertical después de la toma para que expulse el aire

Pautas dietéticas a la madre si sospechamos intolerancias o alergias: retirar los lácteos, el gluten los huevos, frutos secos, soja o pescado durante dos o tres semanas para comprobar si hay mejoría. Si vemos mejoría se mantiene una dieta un poco restrictiva si da pecho al bebé, y si no hay mejoría se reintroducirán todos los alimentos que habíamos aconsejado retirar

Masaje infantil, realizado por los padres o cuidadores. También por parte de un fisioterapeuta especializado en cólico de lactante.

Atender siempre llanto del bebé

Piel con piel. Ha demostrado que esta técnica hace que los bebés lloren menos.

Porteo ergonómico. Ayuda a expulsar gases, atendemos sus demandas en seguida, de hecho podemos darle el pecho en esta posición.

Incorporar ligeramente a la cabecera de la cuna. Ojo que no hablamos de almohadas que pueden ser peligrosas, sino directamente el colchón donde el bebé está apoyado.

Comprueba tu suerte

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*